martes, 9 de octubre de 2012

Telenovela 'Por ella soy Eva' - Capítulo Final

Mira la ultima produccion de Televisa en Telenovelas, ahora te presentamos la telenovelallamado "Por ella soy Eva", miralo en vivo aqui.

Telenovela: "Por ella soy Eva"

Datos de la Telenovela "Por ella soy Eva":
Es una telenovela mexicana producida por Rosy Ocampo para Televisa en el 2012. Versión de la telenovela colombiana En los tacones de Eva, adaptada por Pedro Armando Rodríguez, Alejandra Romero M. y Humberto Robles de León.

PaísMéxico

Canal: Televisa (El Canal de las estrellas)

Horario de transmisiónLunes a viernes a las 20:15 PM

Capítulo: 166

Resumen del Capitulo 166-Capitulo Final de telenovela "Por ella soy Eva"
Helena les cuenta a Juan Carlos y Plutarco que cuando habló con Adriano en el hospital, él ya se había recuperado y le dijo que sospechaba de Plutarco, porque canceló una auditoría que había mandado hacer.

Adriano y Helena narran todo lo que hicieron para tenderle la trampa a Plutarco.

Juan Carlos sorprendido, ante la narración de Helena y Plutarco se tacha de estúpido por dejarse engañar. Adriano lo recrimina que por más de diez años lo haya engañado y abusado de su confianza. Plutarco desesperado, busca su pistola, pero Adriano se la muestra, él la tomo antes de que llegara, la descarga y la guarda. Rebeca llega desesperada, empuñando la pistola que le quitó a Onésimo y amenaza a Plutarco.

Juan Carlos informa que Plutarco y Rebeca han sido amantes por más de diez años. Rebeca y Plutarco se descaran y narran como engañaban y maldecían a Antonia, en sus juntas del corporativo.

Fernando dice a Santiago que está atento, esperando a Mimí, cuando ve que los gorilones llegan a la pensión, sacan cosas, entonces ven pasar una patrulla y la de detiene. Exige a la policía que detenga a los gorilones porque están robando la pensión, cuando llega Mimí y aclara que ella es la dueña de la pensión y mandó a los gorilones para que le recogieran unas pertenencias.

Rebeca sigue despotricando contra Plutarco, sin dejar de apuntarle. Plutarco se hace el valiente y pide que le dispare, pero en un rápido movimiento, la desarma. En un hábil movimiento, pesca a Helena de un brazo, la toma como rehén, apuntándole con la pistola en la cabeza. Juan Carlos le pide que la suelte y que lo tome a él como rehén, pero Plutarco lo ignora y les advierte que no lo detengan porque la mata. Le llama a Onésimo para que pase por él.

Plutarco pide que detengan la llamada de la policía.

Mimí describe  cómo se sorprendió cuando descubrió que Adriano estaba vivo.

Rebeca revela que Onésimo tiene los tres millones que Plutarco le robó a Adriano. Plutarco se lleva a Helena de rehén y se encuentra con Fairbanks que viene llegando con una maleta llena de euros. Fairbanks queda impactado al ver que Adriano está vivo. Plutarco le quita los euros a Fairbanks y sale de la casa, llevándose a Helena.

Lucia, Renato y Santiago llegan a casa de Plutarco, traes ellos, llega Onésimo en su auto, al momento que Plutarco vine saliendo con los euros y Helena de rehén. Se suben al auto de Onésimo y salen huyendo. Juan Carlos sube al auto de Adriano y sale tras ellos.

Onésimo y Plutarco huyen con Helena de rehén. Plutarco exige a Onésimo que llame a unhelicóptero para que los recoja a Helena y a él en el rancho de Adriano.

Juan Carlos llama a Adriano para informarle que va siguiendo el auto en el huyeron y que se dirigen hacia La Marquesa. Adriano deduce que van hacia su rancho. Juan Carlos pide que no avisen a la policía. Fairbanks escuchó y llama a la policía, Adriano se da cuenta y lo golpea, Fairbanks justifica, no puede perder los euros que se llevó Plutarco.

Encañonados por Plutarco, Helena y Onésimo entran al rancho. Plutarco ordena a Onésimo que amarre a Helena.

Modesto irá con Eugenia, Lucía y Santiago con Silvia y Fernando con Marcela, para contarles lo sucedido. Renato seguirá a Rebeca, no les vaya a salir con alguna sorpresita. Adriano no puede creer que Rebeca le haya hecho tanto daño a Antonia.

Onésimo termina por amordazar a Helena y se despide de Plutarco, pero éste lo detiene, pues aún tiene que ajustar cuentas con él. Juan Carlos se acerca sigiloso a la casa del rancho.

Plutarco le perdonaría lo naco, idiota y bueno para nada al inútil de Onésimo, pero lo traicionero no. Plutarco le dispara pero la pistola se atora y Onésimo aprovecha para salir huyendo. Plutarco va tras él.

Onésimo viene huyendo, Plutarco tras él, le dispara, Juan Carlos, agazapado, aprovecha para entrar a la casa. Onésimo logra subir a su auto y huye a toda velocidad. Plutarco le dispara sin atinarle.

Juan Carlos desata rápidamente a Helena, se disponen a huir por la puerta trasera, cuando Plutarco, pistola en mano, regresa y los cacha. Juan Carlos se pone delante de Helena para cubrirla.

Eduardo está que se quiere morir, al enterarse lo que pasa con Helena, pero se contiene e intentando aparentar fortaleza, pone una mano sobre el hombro de Silvia y le pide que sea fuerte.

Plutarco no puede creer que Helena haya perdonado a Juan Carlos, después de toda su sarta de mentiras. Helena lo perdona porque lo hizo por amor. Plutarco, harto, les dispara, pero la pistola se vuelve a atorar, JC aprovecha y se le va encima. Empiezan a forcejear por la pistola.

Juan Carlos y Plutarco pelean, JC cae al piso y Plutarco lo patea, luego lo empieza a ahorcar, cuando Helena llega por atrás y le da un palazo en la cabeza a Plutarco, que lo hace caer al piso, intenta levantarse, pero le da otro palazo que lo ataranta más. JC dice a Helena que es su héroe. Plutarco aprovecha su distracción, y sale huyendo con los euros.

Rebeca en la paranoia, no sabe qué hacer, cuando llega Onésimo con los tres millones: "Ahora es cuando mi Rebe, te vas conmigo o te quedas viviendo en la pobreza". Rebeca queda agobiada por la duda.

Plutarco logra subir al auto de Adriano con los euros, que pone sobre la urna de Antonia sin darse cuenta de ésta y sale huyendo a toda velocidad, la policía tras él.

Helena y Juan Carlos, recuperándose, cuando irrumpen la policía, pregunta por Plutarco y arresta a Juan Carlos.

Plutarco huye a toda velocidad, cuando ve a Antonia por todas partes, Plutarco siente escalofríos, pero ningún fantasma podrá detenerlo y acelera.

Rebeca, duda, pero finalmente acepta: "Está bien One, tómame". Onésimo se le va encima.

El auto, con Plutarco adentro, sale volando hacia un barranco por culpa de Antonia. El auto se empieza a incendiar, Plutarco intenta salir, pero está atorado, voltea a ver con qué y se da cuenta que es Antonia, quien le detiene los pies.

La policía informa que detuvieron a Plutarco, pero el dinero se quemó. Fairbanks se lamenta. Juan Carlos pide perdón a Adriano, nunca fue su intención jugar con sus sentimientos.

Onésimo y Rebeca han terminado. Él extasiado, ella finge placer, ya jugaron como a él le gusta y ahora le toca a ella, lo amarra a la cama, se viste, toma los tres millones y se dispone a fugarse. En eso, llega Renato con la policía, arrestan a Onésimo, abren la maleta y descubren los dólares. Renato pide explicaciones, Rebeca aclara que son los tres millones del fraude y que en esos momentos iba a entregarlos a la policía, como buena ciudadana que es. Renato no le cree.

Juicio de Juan Carlos. Careo de JC y Plutarco. Adriano y Helena declaran. Eugenia y Mimí señalan a Onésimo, culpable.

Rebeca se lamenta con Angélica, de que ya no tiene dinero, Angélica le recomienda que venda su cuerpo, pero que se apure, porque en poco tiempo nadie lo va querer. Llegan los de Hacienda y le embargan los muebles, Rebeca derrotada.

Onésimo, culpable, es condenado a treinta años. Plutarco, culpable, es condenado a cuarenta años. Juan Carlos, culpable, es condenado a cinco años. Modesto aclara a Helena y Eugenia que con buen comportamiento puede salir en dos años. Eugenia llora. Juan Carlos le pide a Helena que se cuide y que cuide a Lalito y al hijo que esperan.


Juan Carlos escribe en su diario a Helena, cuenta los días y las horas para salir y estar cerca de Lalito, del bebé y de ella.

Helena y Adriano felices porque Viajes Moreno y Grupo Imperio se unen para sacar adelante el proyecto Playa Majahua.

Marcela dice a Fernando que no se irá a Miami, no quiso que sus hijos y él se separaran, pero su divorcio sigue en pie.

Eduardo felicita a Silvia por terminar la prepa y porque va ampliar el vivero, es el ejemplo de que nunca es tarde para que una persona busque realizarse. Silvia le agradece de corazón. Helena y Lalito felices.

Fernando reconoce que no aceptaba que admiraba a Marcela como profesionista, mamá y compañera.

Modesto se disculpa con Eugenia por haberla alejado de la actuación. Claudia feliz porque se inscribió en la prepa, con el apellido Caballero. Renato satisfecho porque lo nombraron director de relaciones públicas de Grupo Imperio.

En la ceremonia de inicio del proyecto, Adriano anuncia que Helena será la nueva presidenta de Grupo Imperio, porque él se retira para dedicarse a su familia y preparar su boda con Mimí, que tiene siete meses de embarazo. Mimí, molesta, con Adriano porque anuncia su boda sin consultarla, Adriano se disculpa y le da su anillo de compromiso.

Rebeca se entera que está embarazada y quiere abortar, pero la doctora dice que no puede porque tiene más de tres meses.

Santiago propone matrimonio a Lucía, pero ella no acepta porque lo importante es la convivencia y no la ceremonia.

Mario regresa y le dice a Helena que está agradecido con JC, porque lo convenció de ser un hombre mejor para Lalito.

Pasa un año y Marcela ha perdonado a Fernando que se ha convertido en todo un amo de casa.

Rebeca desaliñada, visita a Plutarco en el reclusorio y queda impactada al verlo caminar con un bastón, pues se quemó los pies en el accidente cuando huía de la justicia. Rebeca le presenta a su hijo y le exige una pensión.

Renato, Santiago y Fernando van a recoger a Juan Carlos, que ha salido de prisión.

Plutarco, burlón, dice a Rebeca que él no pude ser el padre del renacuajo ese, porque él es estéril. Rebeca impactada.

Onésimo se ha convertido en el cacique del reclusorio y le exige a Plutarco que pague su cuota.

Rebeca deduce que el padre de su hijo es Onésimo, pero le dice a su bebé que él no puede ser hijo de un naco, sino de un príncipe.

La jueza declara a Helena y a Juan Carlos, marido y mujer. Juan Carlos pide a Eugenia que les dirija unas palabras.

Mientras escuchamos a Eugenia, vemos a Eduardo, Silvia y Lalito felices en el vivero, que ya cuenta con una florería. Eduardo y Lalito pasean felices por el parque. Fernando de amo de casa atiende Kevin y Jennifer, mientras Marcela le deja dinero para el gasto. Adriano y Mimí felices con Toñita que ya tiene dos años. Renato presenta a su galán con Modesto. Modesto algo incómodo, pero se esfuerza en aceptarlo. Santiago y Lucía ven una película romántica y se lanzan palomitas. Termina  besándose. Helena trabajando como directora, cuando llega Juan Carlos y se besan enamorados.

Eugenia termina su monólogo ante un teatro lleno. Todos le aplauden de pie. Claudia le entrega un ramo de flores.

Juan Carlos y Helena por fin están juntos y comparten su felicidad con todos quienes los acompañaron y la hicieron posible.

Eva se despide del público, diciendo que no hay que irse con la finta, porque las apariencias engañan, así que hay que mirar en el interior de las personitas bellas? porque lo esencial es invisible para los ojos.

FIN

Fuente: esmas.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada